triangulo dramatico

Abandonar un triángulo dramático

Lo primero de todo es saber qué es un triángulo dramático, que es un juego psicológico que jugamos todos, y en el cual hay tres roles, o tres comportamientos que podemos adoptar: el de víctima, el de perseguidor y el de salvador.

Triangular es una táctica de manipulación, se produce cuando una persona no se comunica directamente con otra persona y, sin embargo, se usa una tercera para comunicarse con la segunda formando un triángulo. Esto también se puede referir como una forma de dividir una pareja y una tercera manipula la relación controlando la comunicación entre ellos. También se utiliza para manipular una relación de dos haciendo que se enfrenten. En un sistema de triangulación familiar, una tercera persona se puede usar como un sustituto de comunicación directa o como mensajero para mantener la comunicación con el otro. Por ejemplo, si el padre y la madre tienen un conflicto que no pueden resolver, uno de ellos puede involucrar al hijo y de esa manera el conflicto o tensión se puede transferir a la interacción entre los otros dos.

 

Cómo manejar un triángulo dramático

En el proceso de dejar el triángulo dramático empezamos a ser conscientes de nuestra vida interior incluyendo nuestros sentimientos, emociones, deseos, preferencias, necesidades, así como los motivos por los cuales nos hemos metido en el triángulo. Tenemos que estar abiertos a mostrar nuestro auténtico ser con unos límites sanos y dejar que los demás experimenten sus sentimientos y necesidades sin que nosotros tengamos que salvarlos. Si los otros están dispuestos a experimentar sus sentimientos y decir la verdad, es muy probable que el triángulo se disuelva. Si no, es posible que nosotros acabemos siendo el malo.

 

También podemos jugar al triángulo dramático en nuestra cabeza cuando escuchamos las voces que nos agreden, nos humillan o nos dicen lo que deberíamos hacer. Estas son las voces de nuestra familia disfuncional. Estos «deberías» son los que nos han hecho crear nuestro falso yo. Tenemos que recordar que son falsos, no tienen que ver con quién somos, quiénes son los otros o cómo funcionan las relaciones sanas. Son la interpretación de lo que otros consideran bueno o malo.

 

Cuando estamos participando en una relación con alguien que vive en un triángulo tenemos que estar alerta para que no nos enganche. Es difícil estar cerca de las personas que funcionan en triángulos porque tienden a engancharnos, en especial si no sabemos poner límites. Estar en un triángulo es como no estar plenamente porque es una vida de falsedad, de falta de autenticidad, tiene que ver con el dolor de la falta de atención y amor.

 

Lograr un yo sano que incluye: a) ser autónomo, b) tener límites sanos, c) detectar que se pueden dar los triángulos para evitar que se den, d) aprender destrezas para deshacer el triángulo, e) mantener la neutralidad (en un triángulo que está la diada A y B conseguir que C se mantenga neutral) y dejar de ser un triángulo, f) ser tu auténtico ser y tener autonomía emocional y g) tomar acción para evitarlos o salirse del triángulo.

 

Para estar sano y ser autónomo se requiere haber trabajado los asuntos inconclusos que pueden interferir en que nos apropiemos, responsabilicemos y trabajemos nuestros temas pendientes. Cuando conseguimos tener un yo sano, eso nos permite salir del triángulo. Lo que vamos a tener que trabajar para lograr tener confianza y autoestima en nuestro auténtico ser es el miedo al abandono, nuestra necesidad de control, el pensamiento dual (todo o nada), nuestra tolerancia a comportamientos inapropiados. Esto lo hacemos siendo auténticos y objetivos, trabajando nuestros sentimientos y emociones, creando límites claros, obteniendo ayuda externa, por ejemplo, un psicoterapeuta.

 

Otras dinámicas que se dan en los triángulos son: diferencias de poder, cambio de roles, dobles enlaces y secretos. Cualquier combinación de estos nos puede volver a meter en un triángulo o mantenernos atascado en uno.

Si quieres saber más, sigue leyendo en mi nuevo libro “El niño interior encuentra el amor”

Cómo evitar el triángulo dramático en nuestra familias

Aquí os dejo este video de Alex Rovira que como siempre explica todo de manera sencilla

Compartir en Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Subscríbete a nuestra Newsletter

Recibe nuestras novedades y Ofertas.

No te vayas todavía, registrate para recibir

NOVEDADES Y PROMOCIONES

Recibe nuestras novedades y Ofertas.

¿TE TIENES QUE IR?

Suscríbete a nuestro newsletter y  te regalamos un Pack de Bienvenida con meditaciones, masterclass y más sorpresas

X