aprender a perdonar

Aprender a perdonar

El perdón a veces no es fácil, pero aprender a perdonar es una de las cosas más importantes que debemos desarrollar. Ese perdón puede ser hacia otra persona o hacia ti mismo.

Este ejercicio es uno de los que practicamos en nuestro curso de duelo, en las últimas fases del proceso de duelo.
Para ello me gustaría que escuchases este audioAprend

, que es una visualización guiada que te ayudará en este punto del proceso.

Aprender a perdonar

Cierra los ojos e imagina que estás en un parque en un agradable, dulce, soleado y hermoso día de primavera. Estás dando un paseo y disfrutando de las suaves brisas y del sol y te estás sintiendo muy relajado.
Compras un globo de helio a un vendedor y sientes cómo tira suavemente de tu muñeca al atártelo.

Pronto pondrás en ese globo todos los pensamientos, experiencias y sentimientos que tienes en tu vida y que estás preparado para abandonar.

Haz una lista de ellos y ponlos en el globo.

Quiero que te preguntes a ti mismo si de verdad estás dispuesto a perdonar, o si quedan cuentas por saldar. Si todavía no puedes hacerlo entonces tendrás que trabajar un poquito más sobre la rabia. Después retomarás este ritual.
Si estás dispuesto a perdonar pregúntate qué beneficio (positivo o negativo) estabas sacando de tu situación, qué ventaja suponía para ti tener cuentas pendientes con esa persona/situación de la que te estás despidiendo.
Pregúntate también si estás dispuesto a renunciar a utilizar esos agravios que tienes guardados para utilizarlos contra el otro

Después lee este escrito:

Perdono a todas las personas que alguna vez han hecho algo para hacerme daño, consciente o inconscientemente, en esta vida, o en cualquier otra, en este universo, plano, dimensión o nivel de existencia.

Les ofrezco la gracia de Dios/la energía del universo/la energía del amor (Elige la palabra o el concepto que más vaya contigo)

Pido perdón a cualquier persona que haya podido hacer daño, consciente o inconscientemente, en esta vida, o en cualquier otra, en este universo, plano, dimensión o nivel de existencia.
Pido la gracia de Dios/la energía del universo/la energía del amor (Elige la palabra o el concepto que más vaya contigo)
Me perdono por todo lo que he pensado, dicho o hecho para hacer daño a otra persona, consciente o inconscientemente, en esta vida, o en cualquier otra, en este universo, plano, dimensión o nivel de existencia.
Acepto la gracia de Dios/la energía del universo/la energía del amor (Elige la palabra o el concepto que más vaya contigo)
Soy libre. Me he liberado de todas las cadenas y restricciones. Me siento conectado con mi esencia y con todo su poder.

Cuando estés listo, desata lentamente el globo de la muñeca y deja que se vaya con la siguiente brisa. Obsérvalo mientras sube suavemente hacia arriba, hacia arriba en el cielo hasta que se pierde completamente de vista.
Pregúntate cómo te sientes ahora y si estás dispuesto a dejar que el globo se lleve todo eso para siempre. A veces nos aferramos a sentimientos arcaicos que no tienen sus raíces en nuestra vida presente y necesitamos volver atrás tan lejos como haga falta para solucionar el problema.

Compartir en Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Subscríbete a nuestra Newsletter

Recibe nuestras novedades y Ofertas.

No te vayas todavía, registrate para recibir

NOVEDADES Y PROMOCIONES

Recibe nuestras novedades y Ofertas.

¿TE TIENES QUE IR?

Suscríbete a nuestro newsletter y  te regalamos un Pack de Bienvenida con meditaciones, masterclass y más sorpresas

X