Como reconocer a un eneatipo 9 en terapia

Cómo se presenta un 9:

  1. Los 9 son despreocupados, agradables, pasivos y simpáticos
  2. Tienen dificultad tomando decisiones y definiendo sus opiniones
  3. Hablan de forma detallada y se esfuerza por ser ecuánimes y considerar todas las opciones
  4. Tienen una energía difusa y responden lentamente
  5. Tienen dificultad para identificar sus propias necesidades y emociones enfocándose en los otros incluyendo el terapeuta
  6. Pueden mostrar un humor enfadado (del que no son conscientes) y manifestar comportamientos pasivos agresivos
  7. Tienen mucha dificultad en hablar de sus conflictos porque de un lado los minimizan y por otro huyen.

Mecanismo de defensa: 

Utilizan el MD de narcotización que es una forma de estar y no estar para así no tener que afrontar lo que no quieren o temen afrontar. Cuando se narcotizan es como si estuvieran “vegetando” y así no se hacen cargo de si mismos, de sus necesidades y deseos con tal de que “no les alteren. Es una especie de no enterarse de sus emociones y necesidades. Lo hacen comiendo, bebiendo, viendo excesivamente la TV, soñando etc. Se mantienen dormidos a lo que son sus prioridades porque intuyen que si manifiestan sus necesidades y deseos esto puede causar conflictos y separación de los otros. Por ello necesitan mas tiempo que otros tipos en establecer confianza primero con el terapeuta, luego con el proceso de terapia, y finalmente con su capacidad para hacer el proceso. Si se intenta ir más rápido de lo que ellos pueden se sienten incómodos, que pueden o no expresar, pero que hace que se inmovilicen más aun. 

Suelen repetir el patrón de la infancia donde no querían ser un problema ni llamar la atención a sus necesidades personales. Puede ser difícil identificar la defensa que utilizan porque son muy hábiles para crear relaciones agradables con la gente. Parece que funcionan inconscientemente pensando que si se fusionan con el terapeuta y este está a gusto ellos estarán a gusto. Esto puede hacer que el terapeuta se sienta demasiado a gusto o adormilado, aburrido, frustrado e incluso enfadado. Cuando el terapeuta piensa que se está acercando a temas importantes el 9 se defiende más, así que el ritmo al que se progresa es crucial.

Que trae al 9 a terapia

No suelen venir a terapia por su propio pie, solo lo hacen porque personas significativas para ellos les incitan a hacerlo. Si al final acceden a venir puede ser o por dificultades en las relaciones con seres queridos o porque han caído en depresión o ansiedad. Otra opción es que se sientan bloqueados y necesiten que alguien les ayude a motivarse a si mismos. Su tendencia a sacrificar sus prioridades por cubrir las expectativas de los demás les crea enfado, resentimiento y una profunda tristeza (de la que no son del todo conscientes) que enmascaran con la cara de “no pasa nada”, “no es para tanto”, o se dicen a si mismos que están bien como están. En terapia utilizan mecanismos de distracción como por ejemplo el humor, cambiar el foco de terapia hacia el terapeuta o incluso pueden llegar a dormirse. Tienen una tendencia a adaptarse y a no querer profundizar en la terapia pero necesitarían contactar con su cuerpo para sentir las emociones y el dolor y poder trabajarlo y trascenderlo. Además están dispuestos a perdonar, sobre todo cuando alguien hace un esfuerzo por entenderles, pero antes de hacerlo tienen que sacar el dolor que llevan dentro.

si quieres profundizar mas en eneagrama haz click aqui

Compartir en Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


TE INTERESA

[aweber listid=2960448 formid=696816658 formtype=webform]

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿TE TIENES QUE IR?

Suscríbete a nuestro newsletter para estar informado de nuestras ofertas y actividades encaminadas a conseguir tu bienestar.

X