Como se mantiene la baja autoestima

Las creencias negativas que tenemos sobre nosotros mismos y sobre la vida se van desarrollado a lo largo de nuestras experiencias. Normalmente lo que pensamos de nosotros mismos tiene sus raíces en las experiencias que tuvimos cuando éramos niños. Dependiendo de las circunstancias que viviésemos y de como las interpretásemos, podemos llegar a la conclusión de que somos “idiotas” o “incompetentes” o “feas” o “poco habilidosos”.

La manera en la que interpretamos y damos sentido a lo que ocurre a nuestro alrededor juega un papel importantísimo en el estado de nuestra autoestima. Hay cientos de estímulos a nuestro alrededor y lo que va a determinar en que nos vamos a fijar y en que no, son las creencias que tenemos respecto a las cosas. Como resultado, tendemos a recordar solo las cosas que nos han ocurrido que son consistentes con lo que creemos que es verdad. Por ejemplo, si pensamos de nosotros mismos “soy un fracaso” probablemente solo nos fijaremos en las ocasiones en las que hemos fracasado y no hemos conseguido lo que queríamos, en vez de en las ocasiones que lo logramos e hicimos las cosas bien. Y si alguien nos recuerda esas ocasiones positivas, tendemos a quitarle importancia, “bueno, eso fue un golpe de suerte” o “ya bueno, eso es una excepción”.

El problema aquí estriba en que nos pasamos la vida intentando recopilar evidencias que sustenten nuestras creencias, y cuando estas creencias son negativas nos afectan profundamente.

Te propongo que reflexiones sobre:

  • ¿Qué creencias tienes sobre ti mismo?
  • ¿Qué cosas te dices? Por ejemplo “que patosa eres” “que desorganizada” “siempre llegas tarde”
  • ¿Puedes hacer una lista de las ocasiones que refutan esa creencia? Por ejemplo, en el caso de que siempre llegas tarde, escribe las ocasiones en las que has llegado a tiempo.
  • Y ahora, cada día durante 2 semanas, quiero que escribas algo positivo de ti misma, algo que hayas logrado, algo que hayas hecho bien, algo que te haya gustado de ti. El objetivo es ir cambiando esas gafas con las que miras la vida, por unas con un prisma más positivo.

Compartir en Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

TE INTERESA

[aweber listid=2960448 formid=696816658 formtype=webform]
X