Cómo trabajar el trauma en Terapia

Estoy formada en diferentes técnicas de reprocesamiento del trauma, pero hoy quería compartir una de las herramientas que más utilizo en consulta: el Eye Movement Integration o EMI, que es una neuroterapia indicada para acceder e integrar las memorias traumáticas de manera que se pueda restablecer el funcionamiento normal de una persona después de un evento traumático. EMI fomenta un proceso de auto curación que “está hecho a medida” para cada persona y sus dificultades especiales. Se apoya en que nuestro organismo está diseñado para llegar a un estado de equilibrio y por ello cuando se activa su capacidad innata para sanar el malestar optimiza sus recursos y procesa el malestar y restablece el fluir normal de la información y energía.

Se basa en cómo nuestro cerebro almacena los eventos que nos ocurren en nuestra memoria y cómo acceder a ese recuerdo o memoria a través principalmente del movimiento de ojos. Teniendo en cuenta que nuestros ojos son uno de los sentidos que más información recoge de lo que nos sucede en el entorno que vivimos y que además de recoger gran parte de la información que nos acontece también asocian a todo lo relacionado con lo visual el resto de las modalidades sensoriales que percibimos a través del resto de los sentidos. Por ello creando ciertos movimientos oculares podemos acceder a información asociada que puede no haber sido procesada e integrada correctamente.

Nuestro cerebro racional es el encargado de una pequeña parte de cómo captamos, procesamos y aplicamos la información que recogemos a través de nuestros sentidos. El pensar que nuestro cerebro racional es capaz de resolver todos los problemas, que sólo razonando podemos encontrar las soluciones nos lleva a la frustración porque no es posible. De ello se deduce que aunque la terapia hablada, que se basa principalmente en lo cognitivo y racional es útil para aclarar, ordenar, sistematizar la información, es necesario integrar las emociones y demás modalidades sensoriales corporales para conseguir una integración de toda la información a la que accede nuestro cerebro. Nuestro cerebro humano es capaz de mucho más que lo meramente consciente y cognitivo. Todos los órganos sensoriales especializados alimentan el cerebro de información infinita a través del tálamo y del integrador central binomio amígdala/hipocampo que llevan la información al neocortex. La grabación de todos los eventos, mayores y menores de nuestra vida son retenidos y distribuidos, de forma multisensorial en algún lugar de nuestros cerebros. Nuestros procesos cognitivos conscientes son una fracción pequeña de esta información. El resto, la gran mayoría de la información grabada y almacenada es multisensorial y emocional y alrededor del 95% es inconsciente aunque ejerce una influencia sutil y profunda en todo nuestro comportamiento consciente.

El EMI es un tratamiento efectivo para cualquier recuerdo perturbador o memoria recurrente que crea impactos negativos en cualquier área de la vida de la persona independientemente de cómo se manifiesta su influencia negativa

Sirve para clientes con diversos problemas pero que cuya problemática tiene un denominador común: están plagados de memorias perturbadoras de algún evento pasado que se cuela persistentemente en el presente, minando o debilitando la capacidad del cliente para funcionar óptimamente y disfrutar de su vida presente y anticipar un futuro prometedor.

Os anuncio que el mes que viene vendrá a Madrid (España) Danie Beaulieu desde Canadá a impartir la formación en esta técnica. Las plazas son muy limitadas y se contará con servicio de traducción.

Haciendo click AQUÍ podéis consultar más información e inscribiros

Compartir en Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

TE INTERESA

[aweber listid=2960448 formid=696816658 formtype=webform]
X