Consejos sexuales para inexpertas

Si te estás iniciando en tu vida sexual es normal que estés insegura, pero más temprano que tarde tendrás que superar tus miedos. Puede que no se sientas cómoda con tu propio cuerpo, puede que no sepas cómo darle placer a tu pareja o que no estés segura de si él se lo está pasando bien en la cama. Puede que tú misma no sepas qué postura adoptar para llegar al orgasmo. Dudas entre mostrarte atrevida o recatada. Si eres más pasiva, tal vez tu chico se aburra, pero si tomas la iniciativa tal vez se asuste.
Son encrucijadas normales en las que nos encontramos la mayoría de las mujeres, así que no te preocupes, porque será tu propio cuerpo el que te diga lo que tienes que hacer.

Relájate en la cama

Lo más importante cuando estés en la cama con tu chico es que estés relajada. Sí, sabemos que a veces es difícil, pero se trata de dejar hablar a tu propio cuerpo porque él te irá pidiendo lo que necesita. Deja fluir tus sentimientos, no tengas vergüenza de tocar, saborear y descubrir tu propio cuerpo y el de tu pareja. Toma el sexo como algo natural y placentero y deja que hable tu piel, porque en estos momentos de intimidad quien dicta las normas es vuestro propio cuerpo.
Puedes ayudarte para estar más cómoda eligiendo un lugar agradable para el sexo. Rodéate de las cosas que te gustan: flores, música, velas…y asegúrate de no tener interrupciones.
Pregúntale a tu chico qué le gusta hacer, habla con él sin complejos porque se trata de que disfrutéis los dos. Y no dudes en plantearle esas dudas que te producen inseguridad, porque si tu chico merece la pena sabrá cómo ayudarte a resolverlas.

Consejos sexuales para inexpertas

Indudablemente no te vas a convertir en una diosa del sexo de la noche a la mañana, pero recuerda que el camino se hace andando, así que no tengas miedo en experimentar todo lo que os apetezca.
Si estás un poco insegura, a tu chico no le importará que al principio tengáis vuestros encuentros en una semioscuridad, eso te dará más libertad para besar, tocar y acariciar explorando el cuerpo de tu pareja hasta que lo sientas como parte de ti. No te preocupes por no saber qué hacer, porque el deseo irá en aumento y tus movimientos fluirán de una forma natural.
Respecto a las prácticas sexuales que te proponga tu pareja, la clave fundamental es el respeto. Nunca cedas a hacer algo que no te gusta hacer. Eso no quiere decir que no te dejes guiar a experiencias nuevas y desconocidas, pero si algo te produce rechazo, no tienes por qué hacerlo.
Lo ideal para ir adquiriendo experiencia y seguridad en tus relaciones sexuales es que cuentes con la complicidad de tu pareja y recuerda en todo momento que los chicos tampoco están tan seguros de que lo están haciendo bien. Por mucha experiencia que tengan, cada mujer tiene unas necesidades diferentes y se estimulan de forma distinta. Y es que no hay manuales en cuestión de sexo porque lo que cuenta al final es cómo se complementan esos dos cuerpos en esos momentos de placer.

Compartir en Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

TE INTERESA

[aweber listid=2960448 formid=696816658 formtype=webform]
X