El estrés engorda o adelgaza

Victoria Cadarso www.victoriacadarso.comEl estrés es la reacción automática de nuestro organismo ante estímulos internos o externos, conscientes o inconscientes que nos desencadena la respuesta de adaptación – supervivencia, activando a nuestro organismo. Un poco de estrés nos energética y nos pone en marcha, pero cuando esta energía para la acción no se libera (haciendo que el organismo vuelva a un estado de relajación), se va acumulando. Es como una “olla estrés”, si suelta vapor poco a poco no corre peligro pero si se sigue añadiendo tensión y no suelta puede desbordarse y al llegar al extremo cambia la polaridad produciendo el agotamiento.

Este símil es importante porque si cuando se activa el organismo, luego vuelve al estado de relajación lo llevamos al equilibrio. Sin embargo si activamos al organismo y no se vuelve al estado de relajación, y lo volvemos a activar, y otra vez no lo llevamos al estado de relajación vamos incrementando la cantidad de energía disponible para la acción hasta que llegue un momento en que este exceso de energía tenga que manifestarse de alguna manera. Lo mismo ocurre con la comida, si comemos y quemamos estamos equilibrados, pero si comemos, comemos, comemos y quemamos menos de lo que comemos obviamente esta energía se condensa y se convierte en energía estancada, que nos hace engordar.

La reacción de estrés, según la Medicina China, suele originarse en el elemento madera. Cuando nos sentimos frustrados, sentimos agitación o nerviosismo que puede generar irritabilidad – enfado – rabia – ira – cólera. Según vamos acumulando agitación e irritabilidad, aumenta la energía del elemento madera y como está en el eje del control con el elemento tierra (bazo/pancreas – estómago) le resta energía a éste último. Quiere decir que el bazo/páncreas-estómago tiene menos energía para hacer sus funciones físicas de digestión, ascenso de sangre y descenso de líquidos. Esto hace que no podamos transformar y asimilar lo que hemos digerido, y por tanto la reacción del organismo es acumularlo en forma de grasa y líquidos. También es posible que bloquee la función digestiva (porque la madera ha dejado sin energía a la tierra) lo que puede hacer que nuestro organismo lo elimine sin digerirlo (diarrea) y en este caso nos haría adelgazar. Por eso el estrés puede hacernos engordar aun comiendo lo mismo, o adelgazar excesivamente como en las situaciones de desamor.

La respuesta de estrés es muy parecida a la respuesta del miedo (elemento agua) en lo que a la activación física se refiere, acelera al organismo y lo hace ir incrementando en intensidad. Primero produce activación o irritabilidad y nerviosismo (elemento madera) y esto nos hace tener una sensación de falta de control. Esta falta de control nos hace pre-ocuparnos (eje madera – tierra) y nos produce la sensación de aceleración, taquicardia, nerviosismo, sensación de no concentración, falta de memoria, agitación y dificultad para conciliar el sueño, lo que termina por crear ansiedad

Compartir en Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

TE INTERESA

[aweber listid=2960448 formid=696816658 formtype=webform]
X