El niño 7: el alegre que huye del dolor

7El niño 7 tiene una sensación de frustración de no haberse sentido conectado con la madre o figura nutritiva, y por eso decide cuidarse él mismo. No quiere decir que sus padres no estuvieran presentes pero se dio un desencuentro entre sus necesidades del bebe y las de los padres con lo cual el niño 7 se sintió frustrado.
Estos niños aprenden a negar las emociones negativas y potenciar las positivas más interesantes, fomentando el entusiasmo y su sentido de felicidad para manejar su frustración. Es como si se dijeran “¿por qué me voy a quedar con lo negativo y sentirme mal cuando puedo fomentar lo positivo y sentirme bien?”
El niño 7 quiere tener libertad para explorar sus opciones. Sabe que es difícil alcanzar un objetivo en movimiento así que se mantiene en movimiento para que el miedo no lo alcance. Si tiene muchos intereses no sentirá la pérdida por lo que no consigue. Si sus intereses son absorbentes no les quedará energía para sentir miedo e inseguridad.
Se muestran encantadores y a veces embaucadores. Son imaginativos, fantasiosos, e infantiles. Las personas y situaciones serias, saturadas de responsabilidades y que tienen conflictos les resultan incómodas. Creen que la vida debería ser diversión e interesante y saben cómo planificarse para conseguir que su vida así sea.
Huye de confrontaciones desagradables, incluso sabiendo que les puede servir para desarrollarse a si mismos. Sus objetivos son ser felices y no perderse nada. Buscan lo interesante y estimulante y les aburre lo cotidiano.

Compartir en Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

TE INTERESA

[aweber listid=2960448 formid=696816658 formtype=webform]
X