Enseña a tus hijos a ahorrar

ahorrarLos niños son como esponjas, aprenden todo lo que ven y escuchan a su alrededor. Tiene mucho más efecto en ellos lo que ven que sus padres hacen, a lo que les dicen.

Es importante ser coherentes y transmitírselo. No puedes decirle a un niño que no fume, con un cigarro en la mano. Le estás mandando dos mensajes contradictorios y en la mayoría de los casos el mensaje que prima es el no verbal, es decir: tu conducta, lo que tú hagas.

Llega una edad en la que el niño empieza a mostrar interés por el dinero, la forma en que lo usan los mayores, para qué sirve… Este interés no está motivado por la codicia sino por la curiosidad innata del niño y es el mejor momento para enseñarles a manejarlo.
Aprovecha su fascinación y su interés para enseñarles lo que pueden o no pueden comprar con el dinero, que aprendan a ahorrar, para ello puedes comprarle una hucha y empezar a crear ese hábito del ahorro.

Aprender a ahorrar es también un aprendizaje de paciencia, los niños aprenden a esperar, a sacrificar una satisfacción inmediata por algo más grande en un futuro. Este aprendizaje es importante para que aprendan a manejar la frustración.

Compartir en Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

TE INTERESA

[aweber listid=2960448 formid=696816658 formtype=webform]

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
X