Frases que siempre acaban en discusión…

Hay determinadas frases que son como el aviso de “se acerca una tormenta”, suelen ser frases establecidas que adoptamos sin darnos cuenta y la mayoría de las veces acaban en una pelea.
“Te pareces a tu madre”  Atacar a nuestra pareja utilizando información de su familia es como una traición y deja huella en la confianza. Antes de decir esa frase es bueno relajarnos, pararnos y darnos cuenta de qué nos está motivando a decir eso, porqué queremos atacar a la persona que queremos.
“Siempre me…” “Nunca me tienes en cuenta…”  Para empezar, cualquier frase que comienza por Siempre y Nunca suele ser una creencia erronea, y la mayoría de las veces una exageración. Además suele ir unida a un reproche o recriminación, y eso no es agradable. La otra persona se siente regañado y tiende a defenderse, en vez de ponerse en nuestro lugar y escuchar lo que le estamos diciendo. Por tanto: pide de manera asertiva lo que necesitas, directamente, sin reproches ni chantajes.
“Si me quisieras sabrías lo que necesito” Nuestra pareja posiblemente será una maravillosa persona, pero ten algo seguro: no es adivino. No puede saber lo que tú necesitas, con el tiempo y la convivencia puede intuir algunas necesidades o preferencias, pero eso no es así siempre. Es mucho más sencillo y eficaz si expresas directamente lo que necesitas.
“Haz lo que quieras” “Tú sabrás lo que haces con tu vida”  Esta frase la hemos escuchado todos alguna vez en nuestra adolescencia y de pronto… nos descubrimos repitiendola nosotros. Estas dos frases suelen tener un mensaje ulterior, suelen esconder debajo un reproche o una amenaza. En realidad no le estás dando a la otra persona la oportunidad de elegir libremente y aceptar su opción sea la que sea.

Compartir en Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

TE INTERESA

[aweber listid=2960448 formid=696816658 formtype=webform]
X