La necesidad de complacer

complacerNo hay nada de malo en complacer a los demás siempre y cuando te respetes a ti mismo y eso no vaya en contra de tus necesidades. Todos necesitamos tener relación con los demás, sentirnos amados y valorados pero cuando la necesidad de que te valoren se vuelve extremádamente intensa nos perdemos a nosotros mismos diluyéndonos en los deseos de los demás.
El intentar complacer a los demás disminuye tu autoestima, pues al dar más importancia a las necesidades y deseos de los demás se va grabando en ti mismo una sensación de “yo valgo menos” “yo tengo menos derecho” “ellos son más importantes”.
Además es imposible complacer a todo el mundo, cada persona somos diferentes, lo que funciona con unos es contraproducente con los otros. Habrá personas que estén encantadas en que les ayudes y habrá otras que se sientan agobiadas por esa actitud.
¿Cómo podemos dejar de complacer?
Lo primero es darnos cuenta de lo que queremos nosotros, de lo que nos gusta, de nuestros valores y necesidades. Todo partirá de ahí.
Lo segundo es cuestionar nuestras acciones antes de realizarlas. “Esto que voy a hacer ¿por quién lo hago? ¿lo hago porque me apetece o lo hago para que me quieran?” Si la respuesta es la segunda PÁRATE y busca otra alternativa.
 
 
Aprende a decir NO, sin inventar excusas, simplemente di “no gracias”. Comprobarás que no pasa nada y que la vida sigue aunque tú empieces a decir que no. Quizás al principio haya a personas que eso les choque pero tú te habrás respetado a ti mismo.
Expresa tus deseos, gustos y prioridades. Da tu opinión, es igual de válida que la de cualquier otro. No hay nada de malo en expresar tu opinión, eres una persona con tus propias preferencias y gustos.
Hagas lo que hagas, hazlo por ti mismo, y practica el no preocuparte de lo que piensen los demás. No te dejes atrapar en hacer las cosas “a la manera de ellos” simplemente porque nadie más quiere que lo hagas “a tu manera”.
No bases tu autoestima en las cosas que haces por los demás. Primero debes ayudarte a ti mismo, luego a los demás.  Los mayores actos de bondad son ??los que realizan por elección, no por miedo o culpabilidad.
Te recomiendo este libro de Ediciones Urano que trata de manera magnífica este tema: “La necesidad de complacer”
 

Compartir en Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

TE INTERESA

[aweber listid=2960448 formid=696816658 formtype=webform]

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
X