La revolución en psicoterapia

psicologia energeticaCuando la gente piensa en psicoterapia lo asocia enseguida con psicoanálisis y se imagina un terapeuta distante analizándote de lejos, hablando poco y retirado del paciente, que puede estar sentado o echado en el diván hablando o no hablando pero no relacionándose de forma directa con el terapeuta.
Pues bien, aunque sigue habiendo psicoanalistas en esa línea, los tiempos han cambiado, y las personas ya no quieren pasarse años y años en una relación más o menos dependiente de un psicoanalista que te hace escucharte a ti mismo hablando de tu padre y de tu madre y del resto de personas significativas de forma reiterativa.
 
Ahora la psicoterapia ha ido integrando los avances de la psicología aplicada y la neurociencia y existen herramientas muy rápidas y eficaces que consiguen, con relativa facilidad, cambios importantes y duraderos sin tener que pasar años en terapia, pero esto solo se da si el cliente esté dispuesto a ello.
 
La Psicoterapia Energética facilita los cambios más rápidamente porque pone el foco en las emociones. Estudia las emociones como e: energía que pide moción: movilización. Cuando movilizamos nuestras emociones adecuadamente tendemos al equilibrio pero si las amontonamos o reprimimos estamos creándonos un des-equilibrio que antes o después va a hacer que nos desestabilicemos y empecemos a manifestar diferentes malestares emocionales, mentales o corporales.
 
¿Qué hace la Psicoterapia Energética?
 

  1. Parte de la base que somos energía en diferentes manifestaciones.
  2. Elimina el exceso, activa la falta y moviliza el bloqueo de la energía haciendo que nuestro organismo (cuerpo-mente) se equilibre.
  3. Escucha la primera manifestación de la falta de armonía que son las emociones de supervivencia: miedo, enfado y tristeza y las sensaciones de irritabilidad, nerviosismo, y ansiedad
  4. Evita que estas emociones no tratadas puedan hacer que somaticemos hasta el extremo de estar en la base de muchos cánceres y otras enfermedades.
  5. Estimulando, desbloqueando y movilizando la energía se produce una regulación que nos permite recuperar la salud.
  6. Facilita que podemos trabajar lo consciente, subconsciente e inconsciente.
  7. Desde el presente podemos trabajar los traumas del pasado, las dificultades actuales y dejar de anticipar problemas en el futuro.
  8. Permite cambiar fácilmente nuestras emociones, creencias y hábitos.

 
El caso de Lucia: Miedo a hablar en público
 
Lucia trabajaba en una Agencia de publicidad y sólo pensar en tener que hacer una presentación para los clientes le hacía ponerse tan nerviosa que incluso días antes tenía nauseas o diarrea y no podía dormir.
 
Ella tenía muchas ganas de superar su miedo y ponía todo de su parte. Se decía a si misma que ese miedo era irracional porque conocía bien su trabajo y todo lo que tenía que decir, pero aunque razonaba consigo misma esto no le evitaba seguir teniendo un nudo en el estómago, nauseas o a veces incluso diarrea y un nerviosismo que no sabía ni podía controlar.
 
Después de hacer una historia detallada para ver cuando le empezó este miedo ella dijo que no recordaba sentirlo hasta que fue a la universidad y un día tuvo que hacer una presentación delante de sus compañeros (en ese momento no dominaba del todo la materia) y se quedó en blanco.
 
Lo pasó muy mal sudando, sonrojándose, tartamudeando, y sintió mucha vergüenza de estar así delante de los demás. A partir de ahí empezó a pensar que esto le volvería a pasar y anticipaba lo peor pensando que iba a volverse a sentir igual de mal que este día. Así mismo le pregunté si había desarrollado una creencia limitante a partir de ahí y me dijo que creía que “no iba a poder hablar en público sin sentirse nerviosa” aunque se preparara bien la presentación.
 
Esta creencia limitante se convierte en un auto sabotaje, es decir, una parte de ti que funciona contrario a otra parte de ti y hace que se produzca un conflicto interno. Cuando tenemos conflictos internos nuestra energía se bloquea.
 
Antes de empezar le pregunté que me dijera: En una escala subjetiva tuya del 0 al 10, en que diez es el máximo malestar, ¿ Cuanto malestar te produce recordar el incidente de la universidad?  y respondió que 10.
 
Mediante la verificación muscular pasamos a identificar qué puntos de acupuntura (relacionados con que emociones) eran los que había que estimular para hacer que la energía, pensando en este incidente traumático, pudiera desbloquearse y fluir de forma natural.
 
Cada punto está asociado con una emoción y le salieron los puntos de la ansiedad, preocupación, miedo, inseguridad y autocrítica. Estimulamos los puntos de acupuntura masajeándolos y respirando a la vez mientras que construimos frases afirmativas contrarias a las emociones que le habían salido.
 
Después de repetir las frases y estimulación de los puntos le pregunté cuanto malestar sentía ahora y me dijo que notaba que había bajado a un 7, le pregunté cómo lo notaba y me dijo que se sentía más relajada y que la imagen del recuerdo estaba más distante.
 
Volvimos a estimular los puntos de acupuntura y le volví a preguntar cuánto malestar le traía y el recuerdo y respondió que un 3, mirándome sorprendida del cambio.
 
Repetimos otra secuencia después de la que le pregunté otra vez cuanto malestar y respondió que creía que 1, pero que realmente ahora no sentía malestar. Que era increíble, que algo que había estado recordando con frecuencia y que cuando lo hacía le alteraba, ahora le pareciera incluso gracioso.
 
Entonces le pregunté si se podría imaginar hablando en público ahora sin sentirse nerviosa y me dijo que no estaba segura hasta que no lo experimentara,  pero que creía que estaría algo más tranquila.
 
A continuación le dije que se imaginara hablando en público, tranquila, segura, sin miedo, sin nervios y haciéndolo estupendamente bien y que me dijera en una escala del 0 al 10 en que 10 se creía que era posible que lo hiciera estupendamente bien y 0 que creyera que no lo iba a poder hacer y me dijo que un 6/7.
 
Esto indicaba que aunque habíamos trabajado la emoción había una creencia limitante o auto sabotaje que evitaba que se creyera que lo iba a poder conseguir del todo, con lo cual con esta actitud es posible que se le volviera a disparar algo de miedo por lo que trabajamos el auto sabotaje convirtiéndolo en positivo y repitiéndolo mientras adoptaba la postura de corrección de energía.
 
Después de algunas repeticiones de una afirmación positiva dijo: “Pues claro que lo voy a hacer estupendamente, domino el tema, así que seguro que lo consigo”.
 
Mediante la verificación muscular comprobamos su predisposición para la siguiente presentación que quería hacer. También, comprobamos si había algún incidente adicional del pasado que le podría estar afectando en el presente y no encontramos ninguno más. Reforzamos el que se imaginara haciendo la presentación y dijo que deseaba ir a presentarla.
 
Este proceso nos llevó aproximadamente unos 50 mins y con la adecuada formación, cualquier terapeuta puede convertirse en un Terapeuta de Psicología Energética y obtener excelentes resultados en su consulta.
 

Compartir en Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

TE INTERESA

[aweber listid=2960448 formid=696816658 formtype=webform]

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
X