Leolo – tipos de personalidad desde el Eneagrama

La película “Leolo” fue filmada en 1992 y dirigida por el canadiense Jean Claude Lauzon. Se trata de una de mis películas de cine favoritas y que, a mi parecer, coincidiendo con lo que las críticas dijeron en ese momento, es una de las mejores películas sobre la adolescencia y su duro camino hacia la madurez, un clásico de culto y una de las mejores obras sobre evasión infantil jamás escritas. Un alegato en favor del sueño como antídoto de la locura, en sus miles de formas, que nos rodea a diario.

He elegido esta película porque me impacto mucho cuando la vi. Seguramente me impactó porque me pude identificar en muchos aspectos con el protagonista. Creo que compartimos eneatipo, en este caso el número 9. En mi caso afortunadamente mi familia es sana y mis padres pudieron proporcionarme un apego seguro. Sin embargo, son muchas las características que me recuerdan a él durante mi infancia o mi adolescencia.

Los rasgos externos del protagonista son una apariencia relajada, tranquila y amable. Da la impresión de que observa la realidad sin que le afecte demasiado Sin embargo en su interior es una persona muy sensible a quien todo le impacta más de lo que deja ver.

Vive en el seno de una familia estigmatizada por la locura y su miedo principal es el de volverse loco. Coincide con el miedo imperante en el eneatipo 9 de fragmentarse, romperse. Para sentirse tranquilo e integro necesita ensoñar, imaginar un lugar seguro donde todo está bien. Manteniéndose ahí no afronta sus miedos. Su deseo básico es mantener su estabilidad interior. Su fijación reside en pertenecer al mundo y no quedarse separado del resto.

El miedo y el deseo básico del enatipo 9

Es la propia locura la que puede dejarle al margen del sistema como va ocurriendo uno a uno con el resto de miembros de su familia nuclear. Satisface sus necesidades pero siempre adopta un papel de observador. El narrador es su propio pensamiento y su imaginación. Vive la vida a través de alguien que se la relata como si fuera un observador externo de lo que ocurre a su alrededor. Su posición de no implicarse, pero sí analizar todo desde fuera le permite no entrar en ningún conflicto y le convierte en un gran observador de la vida en lugar de protagonista de la misma. La frase que se repite una y otra vez a lo largo de la película es (parce que je reve, je ne le suis pas (“porque sueño, no lo estoy”)

Cómo las experiencias de la infancia influyen:

  • Probablemente desarrolla un apego inseguro ansioso, todo a su alrededor se desmorona. No debe causar problemas en la familia pues demasiadas dificultades hay. Decide refugiarse en su mundo imaginario para poder sobrevivir. Su padre cae en la locura, su hermana Rita también. Todos padecen diferentes tipos de esquizofrenia. Su hermano será el siguiente… Una de las figuras más importantes es la de su madre, único miembro de la familia que, como él, está libre del fantasma de la locura. Sin duda, es la persona a quien más ama. Ella “navegaba como un gran barco en el mar de la locura”. “Era cálida y olorosa. Me gustaba que me abrazara entre sus grasas. El olor de su sudor me tranquilizaba.” Su madre es la única que se mantiene fuerte; es el pilar firme que soporta toda la estructura familiar. Cuando Leolo caiga en la locura, su madre también se derrumbará, él era su esperanza de que alguien sobreviviera a ese estigma.
  • El padre está convencido de que limpiar el intestino es la mejor forma para purificarse y evitar cualquier enfermedad, por lo que todos los viernes suministra un laxante a cada miembro de la familia. Lo hace como un rito habitual, aunque Léolo, a escondidas, tire la pastilla que le da. Él mismo dice: “la mierda se había convertido en la obsesión de mi familia”. La obsesión de los padres porque cada hijo defecase correctamente obligándoles y controlándoles que lo hicieran, pues la defecación era sinónimo de salud podría relacionarse con aspectos psicodinámicos de anclaje en la fase anal. En algún texto leí que los diferentes eneatipos se forman en base a fijaciones en las distintas etapas del desarrollo evolutivo descrito por Freud (pre-oral, oral, anal, fálica y genital). Solo se trata de hipótesis pues al fin y al cabo son teorías sin contrastar y con ningún respaldo empírico. No obstante, curiosamente coincide que la fijación en esta fase la relacionan con el eneatipo 9 y su incapacidad para controlar su organismo y satisfacer por sí mismo las necesidades de su propio cuerpo.

Los mecanismo de defensa que utiliza Léolo

  • Léolo vive en un barrio marginal de Montreal, Canadá. Sus padres le pusieron el nombre de Léo Lauzon. Sin embargo, él se inventa una identidad propia para escapar de la locura que padece su padre (y gran parte de su familia). Con tal fin, acostumbra a soñar con una divertida historia en la que un tomate fecundado por un italiano va a parar dentro del cuerpo de su madre, dando a Léolo vida propia. Desde entonces, tal y como él dice: “exijo que se me llame Léolo Lozone. Nadie tiene derecho a decir que no soy italiano. Italia es demasiado bonita para pertenecer sólo a los italianos.” El protagonista, Leo Lozeau, pese a que su familia nunca ha salido de Québec, dice llamarse Léolo Lozone, porque nació a partir de un tomate siciliano que portaba los espermatozoides de un agricultor italiano y que terminó fecundando por accidente a su madre. El no admitir su nombre supone el primer rechazo a aceptar la realidad que le rodea, gris, sucia y deprimente. Su musa, Bianca, representa para él la figura del amor supremo, y aparece continuamente en sus sueños.
  • La disociación es su principal mecanismo de defensa. Aunque está presente físicamente, su mente se va a menudo a otro lugar donde hay paz y tranquilidad. Con una familia tan disfuncional, aprende a disociarse de los problemas y poner su atención en sus idealizaciones de los seres queridos y de esta forma pueden mantener las identificaciones con sus padres intactas.
  • Ante los conflictos o las situaciones adversas no es un niño combativo ni tampoco sumiso, es un niño reservado, interiorizador, que se retira a un refugio interior seguro para que la situación emocionalmente no le desborde. Leolo pasa todo el tiempo escribiendo en su block de notas y una voz en off adulta nos cuenta todo lo que su mente y su bolígrafo plasman en el papel en blanco y que el “domador de versos” recoge del suelo para salvaguardar su identidad y protegerle de la ignorancia y del abismo de su familia. Como él mismo reconoce, escribe todo lo que se le pasa por la cabeza, convirtiendo a su familia en personajes de ficción sobre los que habla como si fueran extraños.

Su relación con los demás y con la autoridad

  • Para manejar su miedo a no sentirse protegido se disocia yéndose a un mundo imaginario de fantasía donde todo está bien y esa es su forma de calmarse. No causando problemas, adaptándose a lo que se espera de él, conformándose con lo que tiene, es la manera de sentirse bien de encajar y de pertenecer al sistema.

Sus debilidades…

  • Su extremada sensibilidad le hacen ser también extremadamente frágil, débil y vulnerable ante una realidad dura, extraña y miserable que le rodea.

.y sus fortalezas:

  • Sensible, inquieto, tierno, inteligente, introspectivo, lleno de sentimientos complejos y dotado de una capacidad artística que le permiten percibir cierta belleza en y desde una visión poética una realidad brutal.

Si quieres profundizar más sobre Eneagrama haz click aqui

Compartir en Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

TE INTERESA

[aweber listid=2960448 formid=696816658 formtype=webform]

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
X