Leyes de economía de caricias

analisis transaccional1. No des las caricias positivas que corresponde

 La gente que recibe elogios se echa a perder. Que cumpla con su obligación que para eso le pagan. Si ella ya sabe que la quiero, para que se lo voy a decir. Todos los padres quieren a los hijos, no hace falta estar siempre repitiéndolo. Eso puede hacer dudar. . Dar caricias a personas del mismo sexo es de homosexuales. Cuanto más elogies mas te pedirán. No se van a forzar más si los felicitamos. Hay otras cosas más importantes que estar diciendo tonterías. Pueden pensar mal de nosotros

2. No aceptes las caricias positivas que merezcas

Es de vanidosos o es falsa modestia. Van a pensar que estoy creído. Algo querrá cuando viene con estas. Van a pensar que soy un “blandengue”. Dependería cada vez más de los demás. Si alguien te alaba piensa mal. Debe de ser falso. No me las merezco. A buena hora; tendría que haberse acordado antes

3. No pidas las caricias positivas que necesites

Sólo valen si son espontáneas; tienen que salir de él/ella. Si realmente me quisiera sabría lo que necesito. Va a pensar que busco sexo. Yo no me rebajo a pedirle. Hasta ahí podríamos llegar. Se reiría de mí. Lo podría usar como un arma contra mí. Tengo que ser fuerte y no depender de nadie. Es inútil; ni siquiera me escucharía

4. No te des las caricias positivas a ti mismo

Eso es ser narcisista. Es falsa modestia o vanidad. Luego te dormirías en los laureles. Pensaran que estoy creído. Es masturbación mental. Pensaran que me creo superior

5. No rechaces las caricias negativas destructoras

Si te critican es por tu bien. Algo habrás hecho para merecerlo. La letra con sangre entra. Quien bien te quiere te hará sufrir. Sólo es por tu bien. Te pegó por lo mucho que te quiere. Te preparan mejor para la vida

Compartir en Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

TE INTERESA

[aweber listid=2960448 formid=696816658 formtype=webform]
X