Los 5 elementos y las emociones

Las emociones son tan importantes para la salud, como lo pueden ser para crear una enfermedad. Las principales causas internas en el desequilibrio, son de índole psicológica. Cuando las emociones se descontrolan, generan problemas energéticos provocando disfunción orgánica. Una de las maneras más usuales de pérdida de energía, son los pensamientos parásito y los estallidos emocionales innecesarios. Aquí es donde la psicología energética trabajara; ayudando a equilibrar esa energía (a través de sus técnicas). Utilizando los puntos de los meridianos, a través del EFT, o con auriculo terapia, entre otras.
Fuego (alegría): El principio de este elemento es la fusión que busca fundir lo mundano con lo extraordinario. Es el desarrollo de la sabiduría y la compasión.
En lo emocional, tiene el don de la expresión, capaz de unir un grupo de individuos y convertirlos en un todo. Sienten pasión por el contacto, ya sea físico o verbal. Grandes comunicadores con capacidad para el liderazgo. Suelen tener dificultad para aislarse de las influencias del medio. El estado de confusión puede hacerlos caer en pánico ante lo imprevisto y lo indeseado. Su virtud es la empatía, de saber, sentir y entender lo que experimentan los otros.
La alegría, contagia y te abre a relacionarte con los otros. Provoca dispersión de la energía en su aspecto positivo y negativo. En su parte negativa, si se convierte en el principal objetivo o se está demasiado eufórico (risa nerviosa, locuacidad, charlatanería) por largos períodos de tiempo puede llegar a agotarnos.
Tierra (preocupación): Es como el arquetipo de la madre nutritiva. El bazo páncreas integra los alimentos y las experiencias. La tierra nos alimenta y nos sitúa en tiempo y espacio, nos da estabilidad. Este elemento genera la capacidad de cambiar sin perder el equilibrio.
En lo emocional, genera el poder para establecer y mantener relaciones, nutre y promueve nuestra conexión con los demás. Valoran la ley y la estabilidad, mediando con su don para convertir la discordia en armonía. Tienen personalidad enfocada a defender a los que necesitan apoyo y afecto. Es el custodio de la unidad familiar y la sociedad (sin necesitar ser centro o líder). Buscan la seguridad, previsibilidad y la lealtad. Se resisten a los cambios (ya que podrían poner en peligro la seguridad y estabilidad). Se apegan a la abundancia y temen la escasez. Les cuesta abandonar relaciones, puestos o situaciones.  En su parte negativa sufren de preocupación, pesimismo y amargura.
La preocupación, tiene que ver con creer que contamos con  recursos o capacidad para afrontar las situaciones; nos sirve para planificar el futuro y evitar posibles problemas, búsqueda de soluciones.
Metal (tristeza/ pena): Refleja el poder de la contención, la separación y el refinamiento. El pulmón absorbe el Qi y lo refina enviándolo hacia abajo para nutrir las raíces. Gobierna la piel, protege al cuerpo del exterior y salvaguarda nuestros recursos.
En lo emocional, transmutación, búsqueda de la perfección de la forma. Personalidad que separa lo bueno y lo puro, de lo tosco y rudimentario. Lucha por obtener orden en el caos, (poder para realizar cualquier tarea con precisión y elegancia). Vela por las normas, la estética y los principios éticos y morales. Organizados, metódicos, eficientes y disciplinados. Son muy apreciados por su integridad y su compromiso con la razón. De carácter reservado, siempre a una cierta distancia emocional con los demás. Su dificultad para expresar y fluir les puede acarrear problemas de asma y estreñimiento. Aspecto general rígido (expresión reprimida de las emociones), actitudes mentales fijas.
La tristeza, su función es conectar con uno mismo. Tendencia a buscar recogimiento, resultado de una pérdida, falta de contacto, dolor, algo que termina. Es una emoción necesaria después de un duelo para recuperar energías, (nos enseña a valorar más nuestro entorno, protegiéndonos para el futuro). Pero si se mantiene en el tiempo muy probable que genere depresión.
Agua (miedo): Se la describe oscura y fértil como un útero. Período de hibernación, cuando la esencia de la vida permanece en su estado más primitivo.
En lo emocional, personalidad que busca constantemente la verdad. Descubriendo nuevo conocimiento, disipando los misterios. Guardianes de los recuerdos, sueños y aspiraciones, pero incapaz de definir los mecanismos para realizarlos. Son pensadores pero no hacedores. Necesitan el entusiasmo y la motivación de los demás. Absortos en sus ideas pueden resultar indiferentes. Personalidades integras, que no renuncian a sus principios. Apegados al origen. Se consideran autosuficientes y prefiere que el resto también lo sean.
El miedo, activa el organismo para la supervivencia, moviliza para la defensa (luchando, huyendo o paralizando). Su función positiva es preparandonos y activarnos. Nos agudiza el ingenio. Nos motiva a ocuparnos de nuestra salud, a vivir el presente (temiendo la muerte). Nos permite desarrollar capacidades y fuerza que no pensábamos que podríamos realizar. Esta emoción es irracional. En su aspecto negativo, es cuando nos limita, paralizando y bloqueando. Cuando vivimos atrapados a experiencias pasadas de miedo. Cuando es generado por nuestros pensamientos sin un peligro real (ni tampoco posible).
Madera (ira): El renacimiento de la actividad. El poder para expandirse rápidamente y generar presión. Regido por el  meridiano del hígado el cual distribuye la sangre por todo el cuerpo, nutre los tejidos, y propaga el Qi. La vesícula biliar da fuerza para la decisión y el hígado para la acción. Es elemento equilibrado da juicios puros y correctos, claridad de visión para el pensamiento y la toma de decisiones.
En lo emocional, personalidades independientes, adaptables, astutas, lucha solo y trata siempre de superar sus propios límites. Personas que pueden iniciar un negocio de la nada, que investigan lo inexplorado, ansiosos de innovar. Revolucionarios. Trabajan bien bajo presión, siempre cumplen resolviendo conflictos y dando soluciones. No tienen problemas para renunciar a la comodidad y romper la tradición (lo viven como liberación de obligaciones y reglas). No toleran obedecer órdenes, ni adoptar el programa de otros. Seguros de si mismos. Propensos a accidentes por su impetuosidad.
La ira, su función es poner límites, afirmarse a uno mismo. Emoción de defensa, nos ayuda a proteger nuestro territorio de la invasión de otros, (se puede vivir como una amenaza a nosotros, a no sentirnos valorados). Esta emoción nos impulsa a actuar. Tiene un poderoso impacto en las relaciones con los demás. (No se debe confundir enfado con agresividad, ya que la agresividad es un comportamiento). Su parte negativa es mantener la emoción en el tiempo (no solo generando problemas en el entorno, sino también orgánico).  Inhibir y reprimir esta emoción también es nefasto para la salud (física-mental-emocional), pudiendo originar un bloqueo corporal.
 

Compartir en Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

TE INTERESA

[aweber listid=2960448 formid=696816658 formtype=webform]

Para continuar leyendo por favor introduce tu correo electrónico

X