Nuestro aspecto físico: espejo de nuestra personalidad


Nuestro aspecto físico, nuestra manera de movernos y relacionarnos en el mundo es un reflejo de nuestra personalidad, de cómo nos sentimos con nosotros mismos y en ciertas circunstancias.
Podemos intuir una persona tímida cuando nos encontramos con alguien que no mira a los ojos y tiene un tono de voz bajo, o una persona insegura por la caída de sus hombros y su cabeza gacha, o nos hemos podido sentir intimidados por una persona de posición recta, de andar vigoroso y de fuerte voz.
El eneagrama ha hecho un estudio de esas características físicas y las ha relacionado con el tipo de personalidad. Ya sabéis que pocas ciencias son exactas pero os iremos compartiendo los resultados de esos estudios.
 

Compartir en Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

TE INTERESA

[aweber listid=2960448 formid=696816658 formtype=webform]

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
X