¿Por qué somos infieles?

infidelidadEl 45% de las personas reconocen haber sido infieles en algún momento de su vida. Muchos no se atreven a confesarlo, por lo que podríamos creer que ese porcentaje es aun mayor.

Como romántica que soy me pone los pelos de punta… ¿Dónde está el amor para toda la vida? ¿Dónde queda la fidelidad?

Después me descuelgo un poco de mis ideales y recuerdo que yo también he sido infiel en alguna ocasión…

¿Por qué? ¿Por qué somos infieles? Lo primero que se me ocurre es porque no estamos enamorados, porque no queremos a la otra persona, porque no sabemos comprometernos… pero no siempre es así, a veces quieres a la otra persona y sin embargo eres infiel.

Aquí algunos motivos:

  1. La monotonía: cuando descuidamos a nuestra pareja, cuando dejamos de buscar momentos juntos, de compartir actividades y conversaciones, cuando nos dejamos llevar por el ritmo de nuestra vida diaria… podemos empezar a sentir la desgana de la monotonía, y si en ese momento aparece un personaje nuevo que nos brinda el misterio, la intensidad y la diversión que ya no tenemos… ¡Cuidado! ¡Infidelidad a la vista!
  2. Las expectativas: pasada la primera fase del enamoramiento, empezamos a ver a la persona tal cual es y no como nosotros la habíamos idealizado. Nuestras expectativas no se cumplen, y podemos empezar a anhelar esas primeras fases de la relación, donde todo era maravilloso, donde nos cortejaban, había detalles románticos cada día, nos sentíamos guapas, valoradas… y como no lo sentimos actualmente, lo buscamos fuera.
  3. El control y la falta de libertad: cuando estamos con una persona controladora, celosa nos sentimos oprimidos, asfixiados. Todos necesitamos nuestros espacio, nuestro aire y esto puede llevarnos a buscar una relación extramarital.
  4. Falta de apoyo de la pareja: cuando hay problemas de comunicación, y no te sientes apoyado por tu pareja en tus problemas, tomas de decisiones, en tus tareas del día a día puedes buscar ese apoyo y escucha fuera de la pareja.
  5. Problemas en el sexo: el sexo es una parte esencial e importantísima en una pareja, es un aspecto sanísimo que hay que cuidar. Si queremos mucho a nuestra pareja pero no podemos compartir nuestra sexualidad, nuestras fantasías y deseos con ella… puede llevarnos a satisfacerlo fuera de casa.
  6. Búsqueda de intensidad: hay quienes necesitan satisfacer sus necesidad de intensidad, esa sensación de seguir enamorados, esa sensación en el estómago, ver los colores de la vida más brillantes… Y ese es el motor que les impulsa a buscar relaciones fuera de la pareja que se lo den.
  7. Idealización de la pareja: a veces se da que idealizamos a nuestra pareja, y para mantener esa imagen que hemos creado y mantener también la nuestra propia no nos permitimos expresar o experimentar determinadas cosas, con lo cual buscamos fuera de la pareja personas, normalmente opuestas, con las que poder expresar esa otra parcela nuestra, no aceptada.

 
¿Se os ocurren más motivos?

Compartir en Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

TE INTERESA

[aweber listid=2960448 formid=696816658 formtype=webform]
X