El apego desorganizado: trauma + ausencia de relación

apego desorganizadoCuando las relaciones con la madre son un foco de miedo y desorientación la necesidad de apego no está resuelta y el niño puede desarrollar lo que se llama un Apego (inseguro) desorganizado. El patrón de apego desorganizado refleja una desorientación psicológica profunda causada por un trauma que no está resuelto y una pérdida del contacto reparativo, que no existe. Trauma y pérdida de alguien que pueda curar ese trauma. El trauma ocurre pero lo que traumatiza (significa que no está resuelto) es la ausencia de una acción reparativa. Si un niño entiende que es una mala experiencia, o lo habla y lo libera, y no se queda con esa carga emocional entonces no es traumatizante, hay calidad reparativa. Cuando hablamos de apego desorganizado hablamos de que hay un trauma emparejado con la ausencia de una relación reparativa. Por ello los niños hacen sus propias conductas de auto reparación. Otro trauma es el acumulativo que consiste en pequeñas decepciones, las pérdidas, la pequeña torta, la crítica, que ocurren una y otra vez y todo eso es lo que es traumatizante, aunque cada una de esas cosas no es en sí misma traumatizante.
Este apego se da cuando la manera de tratar al niño hace que el niño sienta más miedo que confort o este más a disgusto que a gusto. Cuando se quejan reciben más malestar. Esto hace que el niño se sienta indefenso, lo que le hace tensarse aún más. El niño siente que la madre no está presente para él y ha deducido que sus emociones, no sólo no le ayudan a conectar con el otro sino que crean una desconexión mayor con el otro y eso hace que no pueda darle sentido a sus emociones internas. Esta desconexión hace que el niño tenga miedo de confiar en las relaciones interpersonales, y sobre todo en situaciones de estrés.
Los niños con un apego desorganizado tienen experiencias repetidas de conexión con la madre en la que se sienten desbordados, asustados, o viven una sensación de caos. Cuando la madre es un foco de alarma y confusión los niños padecen “una paradoja biológica”. Esto significa que dependen de quién no solo no les produce confort y cuidado, sino todo lo contrario les produce miedo y les hace sentirse a disgusto. En esta situación el niño está pillado porque hay un impulso de ir hacia la madre (que en esta situación) es el foco del terror del que él está intentando escapar. Esto es lo que se ha denominado miedo sin solución. Es un dilema sin solución en el que el niño no puede darle sentido a la situación que está viviendo o tener una adaptación organizada, la única solución posible es convertirse en desorganizado y caótico.
Para los niños con un apego desorganizado el no poder integrar correctamente una base segura puede hacer que tenga dificultad para regular emociones, tenga problemas en las situaciones sociales y tenga dificultad con razonamientos académicos, así como tenga una predisposición a la violencia o a la disociación.
Características de cómo se manifiesta este apego en las relaciones adultas:

  • Dificultad para establecer una relación duradera
  • A veces busca cercanía y otras veces la evita
  • Tiene prevención a las relaciones en mayor o menor medida
  • Está alerta, siente ansiedad en los encuentros, tiene miedo de que le hagan daño.
  • Es cauteloso en mostrarse puede fingir lo que no es.
  • Está tenso pero puede sustituir sentimientos mostrando alegría y agrado.
  • Es desconfiado, le cuesta tener intimidad, no se muestra.
  • Intenta mantener relaciones en las que tiene el control.
  • Pueden mostrarse agresivos en momentos de estrés
  • Tiene problemas en situaciones sociales
  • Miedo al abuso por parte de la pareja

 
Extraído de mi libro “Abraza a tu niño interior”
Si quieres profundizar más: Las etapas del desarrollo y sus dificultades

Compartir en Redes Sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

TE INTERESA

[aweber listid=2960448 formid=696816658 formtype=webform]

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
X